La quiropráctica, devolviendo la salud a su columna y el color a su vida

5 junio 2020
 Categorías: Quiroprácticos, Blog

Compartir  

La quiropráctica hace parte de las terapias alternativas que complementan la medicina para poder brindar el mayor bienestar a las personas en su día a día. Esta práctica tiene muchas ventajas como sus efectos analgésicos y relajantes, además de no requerir invadir el cuerpo ni con sustancias ni con instrumentos que malestar. Además, el contacto que se genera con el profesional y el tratamiento personalizado que busca hacer sentir al paciente cada día como el mejor día de su vida, libre de dolor, molestias y limitaciones. Es por esto que en la actualidad encontramos clínicas de quiropráctica por todo el mundo, especialmente en Estados Unidos y Australia, en donde se ha estado practicando el manejo de condiciones simples como dolores por la postura hasta rehabilitar miembros lesionados e incluso tratar enfermedades como el asma e, incluso, el autismo. 

Se sabe que su creador, Daniel David Palmer, en 1895 entrevistó al conserje de su edificio pues había notado un pequeño bulto en su espalda. Una vez lo entrevistó, se dio cuenta que él había perdido la audición, por lo que teorizó que, si era capaz de restaurar el flujo energético de su sistema nervioso en su espalda, podría restaurarle la escucha, y, según la historia, justamente sucedió esto, Palmer pudo sanar al hombre. 

Actualmente la práctica de la quiropráctica ha permitido mejorar la calidad de la vida de muchas personas. Su atención se enfoca principalmente en el manejo y disminución del dolor, a mejorar la estabilidad y bienestar del hombro, la salud del cuello que puede incluso llevar a mejorar la calidad del sueño. También, se ha demostrado su efectividad al momento de superar lesiones deportivas sin secuelas negativas posteriores e incluso se ha estudiado de sus efectos para ayudar a condiciones muy importantes en la actualidad, como lo son el síndrome del túnel carpiano e, incluso, a condiciones que aún la ciencia no termina de comprender como la fibromialgia. Asimismo, las últimas investigaciones científicas acerca de la seguridad de la quiropráctica han demostrado que es una práctica muy segura y que incluso sus preocupaciones más cuestionadas por el gremio médico han sido demostradas no ser probables por la ciencia. 

Gracias al recorrido histórico que tiene la quiropráctica, a sus actuales mezclas con otras prácticas médicas alternativas que comparten formas de pensamiento, como la medicina tradicional de China, la fitoterapia y el uso de recomendaciones de dieta y ejercicio a sus pacientes, la quiropráctica ha pasado de ser una pequeña escuela a estar en muchas partes del mundo, teniendo sus más grandes especialistas en Estados Unidos, Australia y Europa. Es por esto que la quiropráctica ha sido puesta a prueba en ensayos clínicos aleatorizados doble ciego (el estándar científico para la medicina) y se ha demostrado que mejora la calidad de vida, previene la aparición de condiciones articulares en la vida de las personas y que, acompañado de buenos hábitos de vida, puede llevar a una persona a la felicidad plena. 

Visita una clínica quiropráctica por más información.